¡Allá va mi adivinanza!

Resulta un poco complicado cambiar los conectores entre las partes fundamentales de una exposición oral. Creo que eso nos ha quedado claro después de preparar las adivinanzas. Sin embargo, ¡lo han aprendido! Cada cual busca su forma particular de introducir y de unir los contenidos.

En esta ocasión Jaime utiliza una expresión con la que nos lanza de lleno a la escucha activa de la adivinanza:
¡allá va mi adivinanza!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

OPINA, COMENTA, VALORA...