Bota, bota bella niña. Guillermo

Guillermo trae un poema de gran sensibilidad de Rubén Darío. Un poema con muchas metáforas difíciles de captar para niños y niñas, más no imposible. Aprendimos qué era el rocío y al día siguiente, cuando salimos al campo pudimos experimentar la belleza de las perlas matutinas en las hierbas del campo primaveral.




Quien quisiese llevarse el libro tendría que adivinar a qué se refería con esa serpiente que quería estrangular a la niña, enrollada en su garganta?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

OPINA, COMENTA, VALORA...